Traductor!

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 26 de enero de 2011

El sacrificio final

En la naturaleza el instinto de la vida es más fuerte que el de la supervivencia propia. La hembra del pulpo se refugia durante más de 5 semanas en una cueva ya que es el tiempo que necesitan sus huevos, unos 150.000, para eclosionar. Una vez encontrado el lugar incluye una serie completa de huevos en una delgada tira de gelatina fijándola, por uno de sus extremos al techo de la cueva.
Durante este tiempo no comerá nada, solo se dedicara a mover las aguas alrededor de los huevos para que no se deposite allí ni una mota de polvo y que los huevos no carezcan de oxigeno.También usara los sifones de agua que le sirven para impulsarse como una especie de manguera con la que lanza pequeños chorros entre las hileras de huevos expulsando toda minúscula partícula de suciedad que pudiera contaminarlos.
Pero no todo en la maternidad es tan bonito como parece, ya que cuando sus huevitos eclosionan y sus hijitos nacen, "mama pulpa" muere, para que sus crías se alimenten de su cuerpo.
Los pequeños pulpos quedarán abandonados a su buena suerte en un mundo donde el tamaño y la astucia decidirán entre la vida y la muerte. Los pulpos poseen un poco de ambos, en pocas semanas aumentarán su peso considerablemente y son dueños de una inteligencia envidiable en el mar, a pesar de eso sólo unos pocos ejemplares llegarán a adultos para volver a repetir el sagrado ciclo de la reproducción.
 





Fuentes. Quo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Deja tu huella en esta Estampidanimal!